BlogEscuelas BrainsPadres moralejaPadres-Toreros

Hábitos y rutinas de 0-3 años

By 12 de febrero de 2021No Comments
comiendo

“Los hábitos en la primera infancia: un trabajo de equipo”

Durante la primera infancia se van estableciendo los hábitos de sueño, alimentación, higiene…etc. A veces se establecen de manera adecuada, pero en otras ocasiones la falta de rutina y constancia pueden provocar una mala instauración de ciertos hábitos.

Hay que tener en cuenta la etapa evolutiva en que se encuentra cada niño para plantearnos qué hábitos son los que debemos trabajar o cuales se deben reeducar en el caso de que hayan sido mal adquiridos y estén causando algún trastorno al propio niño y a su ámbito familiar.

Las profesoras de Brains Nursery quieren compartir con vosotros la manera en que ellas trabajan los hábitos y las rutinas en el aula, seguramente algunas de las ideas que exponen os resulten útiles para poder aplicarlas en casa. Trabajar conjuntamente la familia y la escuela proporciona a los niños un marco de referencia estable que les aportará mayor seguridad  y confianza.

El primer hábito en bebés: el sueño de 4-12 meses

Establecer una rutina de sueño en bebés no es tan difícil como algunos padres piensan. Lo primero de todo consiste en ser constantes y pacientes y tener claro cuál es la rutina que vamos a seguir para que al bebé le sea más fácil conciliar el sueño. Al principio, el bebé no distingue entre el día y la noche, por eso debemos establecer ciertas diferencias que le ayuden a distinguir las siestas diurnas del sueño nocturno. Por ejemplo es conveniente no bajar del todo la luz durante el día y permitir que haya algo de ruido en el ambiente, siempre que no sea estridente. Sin embargo, por la noche conviene oscurecer el cuarto y procurar un ambiente tranquilo que le permita descansar el tiempo que requiere.Sueño de bebes

Se puede establecer un lugar para las siestas diurnas y otro distinto para la noche, y el ritual puede variar un poco, aunque es conveniente acostumbrarlo a dormir solo, con un poco de balanceo o contacto al principio.

También es adecuado utilizar música suave o una nana para ayudar a relajarse y el uso del chupete, dudú o cualquier objeto de apego si lo tuviera.

Un bebé estará más relajado si puede anticipar lo que viene después, y cuanto más relajado, más fácil se dormirá; esto lo conseguiremos al realizar siempre un mismo ritual de sueño.

La alimentación: el paso a los sólidos de 10-18 meses

La introducción de sólidos no tiene una fecha exacta, cada niño lleva un ritmo igual que para alcanzar cualquier otro hito evolutivo. Por eso, no hay que apresurarse ni compararlos por sus logros. Lo importante antes de introducir el cambio es que el niño tiene que estar preparado. Es conveniente introducir los sólidos de manera progresiva y dejándole libertad para explorar y probar.Alimentación

Para animarle a probar sabores y texturas nuevas debemos dejarle a su alcance trozos de comida pequeños y blandos. Al principio nos olvidaremos de los cubiertos, ya que de esta forma favorecemos la autonomía del niño y favorecemos el desarrollo de su motricidad fina.

La introducción de la alimentación sólida tiene muchos beneficios, además de favorecer la masticación, le ayuda al desarrollo del habla.

Es fundamental mantener una buena comunicación casa – escuela para poder introducir a la vez los cambios.

Autonomía a la hora de comer 1 año

Es en la primera infancia cuándo se adquieren buenos hábitos alimentarios. Por eso a partir de los 12 meses de edad, debe iniciarse progresivamente la introducción de alimentos troceados.cuchara

Todo ello dependienComemosdo de cada niñ@ y su rapidez en el aprendizaje de la masticación.  El objetivo es que al llegar a los 18_24 meses, el niñ@ coma alimentación  sólida.  Es en esta etapa dónde  nos encontramos, y ya comen tod@s alimentos sólidos. También trabajamos su autonomía y la mayoría ya son capaces de comer solit@s. Por eso os pedimos vuestra colaboración, para que en casa reforzéis su autonomía,  y les vayáis dejando comer solit@s, no importa que se manchen, ya que forma parte de este aprendizaje que muy pronto tod@s conseguirán.

El sueño: autonomía a la hora de dormir 1-2 años

Como sabéis, los hábitos y las rutinas son fundamentales en la etapa infantil. Por ello, desde el comienzo de curso los trabajamos en la escuela estimulando y motivando a los peques para que los interioricen y los realicen cadacalzado día de forma más autónoma.

¡Les encanta ver reconocidos sus logros y darse cuenta de todo lo que son capaces!

Prácticamente ya se quitan la mayoría los zapatos solitos antes de dormir 🙂

Os invitamos a que en casa los animéis para hacerlo, a mostrarles cómo lo hacéis vosotros y a celebrar sus pequeños avances. Todo ello hará que su autoestima se vea fortalecida 😊🤗.

Hábitos de autonomía y alimentación 2 años

El desarrollo de la autonomía personal es un objetivo prioritario en la educación de un niño. Un niño autónomo es aquel que es capaz de realizar por sí mismo aquellas tareas y actividades propias de los niños de su edad y de su entorno socio cultural. Relacionado con la conducta alimentaria: comer solo, uso de los distintos instrumentos, respetar unas normas básicas de educación en la mesa, ayudar a poner la mesa, recoger su plato, recoger el siguiente… son hábitos que desde pequeños pueden aprender. Si desde la escuela les enseñamos a que se familiaricen con ello, seguro que ellos mismos pueden realizarlo después. ¿Cómo se enseña? La mayoría de los  niños funcionan muy bien con rutinas, luego lo ideal será conseguir que esos hábitos se conviertan en rutinarios. Con una práctica adecuada, los hábitos se adquieren de 20 a 30 días. Explicarle qué tiene que hacer y como: Enseñarles realizándolo vosotros primero, aseguraos de que comprende las instrucciones y pedidle que os las repita. Practicar: Ponedlo a practicar. Al principio hay que ofrecerle muchas ocasiones de práctica, recordadle los pasos de lo que tiene que hacer, elogiar los primeros avances, poco a poco disminuir la ayuda, las prisas no son buenas. Preparad el tiempo necesario, al menos al principio. Supervisar: hay que revisar cómo va realizando lo que se le encomienda. Elogiar y valorar su realización. Si no está del todo bien, decidle en qué puede mejorar. Y si no quiere: valorar si no quiere porque no está a su alcance o por comodidad. Por lo general si se lo ofrecemos como un privilegio («Ya eres mayor?») lo aceptará mejor que si lo hacemos como un mandato sin más. Si no lo hace por comodidad, decidle que ya es mayor, que debe hacerlo por sí sólo e ignorar las quejas.

¿Cómo ayudar a nuestros pequeños a retirarles el pañal? 2 años

Es un aprendizaje que debe ser muy positivo y siempre presentar o bien el “potty” o bie un adaptador de w.c como algo muy divertido para que ellos se sientan “big boys or big girls”al dejar el pañal y utilizar ropa interior de niños mayores (calzoncillos o braguitas). Siempre se les felicitará y aplaudirá sólo con sentarse en el potty.

Lo primero es quitarles el pañal y que se sientan cómodos y se acostumbre a la posición de estar sentados, durante unos 5 o 10 minutos, varias veces al día. Cuando hagan varias veces pis, se le retirará durante 2 horas, sentándole cada 30 minutos, por la mañana y por la tarde. Cuando controle durante 2 h, ampliaremos el tiempo sin pañal hasta retirarlo, menos en la siesta y por la noche. Retiraremos el pañal de siesta cuando lo miremos y esté seco. El pañal de noche será el último que retiraremos.

A por ello!

 

Leave a Reply

Este sitio web usa cookies. Más información

ACEPTAR