Muy pronto reabriremos nuestras puertas Saber más

Blog Escuelas Infantiles Brains

Preguntas “incómodas” que nos hacen los hijos

A menudo los padres tienen que enfrentarse a ciertas preguntas incómodas de sus hijos de cuatro y cinco años. Incluso, en ocasiones, los niños realizan estas preguntas incómodas delante de otras personas, dejando a los padres descolocados.

Los adultos no se esperan que niños tan pequeños les aborden con cuestiones sobre el sexo o la muerte entre otras muchas, por lo que no están preparados para dar una respuesta adecuada y no suelen encajar estas preguntas con la naturalidad que emplean para responder a cualquier otro tema.

Por este motivo, hemos decidido redactar un artículo en el que han recopilado “preguntas incómodas frecuentes de niños”, ya que responder con naturalidad es muy importante para que los niños no interpreten – incluso a través de nuestro lenguaje corporal – que están haciendo algo mal al preguntarnos sobre esos temas.

La relación entre los padres y los hijos debe basarse fundamentalmente en la confianza, y hacer sentir a los niños que pueden hablar de cualquier tema con nosotros, incluso si eso implica que nos realicen preguntas incómodas.

Preguntas incómodas que hacen los niños a los padres

Preguntas incómodas que nos hacen los niños:

Preguntas sobre la vida y la muerte

La realidad de las investigaciones muestra que los niños sí tienen curiosidad por la formación de la vida y el final de esta. Algunas de las cuestiones que con más frecuencia realizan son:

  • ¿Cómo se creó el mundo?
  • ¿Existe Dios?
  • No te vas a morir nunca, ¿verdad? O ¿Voy a morirme?
  • ¿Por qué nos morimos?
  • ¿Cómo se metió mi hermanito en la tripa de mamá?
  • ¿La abuelita de Carlos se ha ido al cielo?
  • ¿De dónde salen los bebés?

Preguntas incómodas delante de personas

  • Mamá, papá ¿por qué esa señora está tan gorda?
  • El por qué ese señor es marrón/ blanco/ o de aspecto físico diferente a lo que ha visto en su círculo más cercano.
  • ¿Por qué va en silla de ruedas?

Como hemos comentado anteriormente, los niños plantean estos temas sin ningún tipo de prejuicio, y por eso esperan de sus padres que les respondan como lo harían ante cualquier otra pregunta.

Cuando la respuesta ante la pregunta incómoda por parte del padre hacia el niño no es la adecuada, puede – como ya hemos comentado – interpretar que es mejor no sacar esos temas. De este modo, los niños lo compensan inventando sus propias teorías al respecto. Algunas de las teorías de los niños ante las cuestiones incómodas que no entienden son:

  • Sobre el nacimiento y de dónde vienen los niños: “porque mamá comió mucho”, “Porque papá dio un beso a mi mamá…”

Y del mismo modo inventan teorías sobre la muerte y el más allá, pues ya a estas edades buscan explicaciones sin necesidad de haber vivido el dolor por la pérdida de un ser querido.

Es preciso desde nuestro papel de padres y adultos, asumir que estas preguntas forman parte de la evolución del pensamiento del niño, por muy pronto que nos parezca que aparecen. Si asumimos esto, seremos capaces de responder a ellas ajustándonos a la edad de nuestros hijos y a la capacidad que tengan para asimilar determinada información.

¿Cómo deben actuar los adultos?

  • En primer lugar, puede que nos sorprendamos y que nos quedemos sin saber cómo actuar, pero tras este primer momento de incertidumbre, debemos escuchar bien lo que nos están preguntando y buscar una respuesta que puedan entender y asimilar.
  • Las respuestas deben ser concisas, con un lenguaje claro y ajustado a la edad del niño.
  • Debemos ceñirnos todo lo posible a la verdad, llamando a las cosas por su nombre, sin emplear demasiados eufemismos.
  • No se debe dejar al niño a solas con su mundo de fantasía. Cuando nos pregunta es porque necesita aclarar lo que él mismo construye, por lo que tendremos que ser siempre sinceros sobre sus dudas, y no dejarlo sin respuesta. Esto satisfará su curiosidad y le servirá para confiar en nosotros, además de fomentar entre padres e hijo una buena comunicación.
Preguntas incómodas que nos hacen los hijos

En resumen, las recomendaciones que desde Brains Nursery Schools (enlace) os trasladamos para afrontar las preguntas incómodas que os realizan vuestros hijos, son las siguientes:

  1. Cuando los niños os realicen preguntas “incómodas”, responder de manera veraz.
  2. Dad explicaciones que puedan asumir emocional y cognitivamente.
  3. Utilizad un lenguaje literal y preciso.
  4. Dosificad las respuestas y ajustadlas a la edad del niño.
  5. Reflexionad antes de responder, si no estáis seguros de lo que queréis decir.
  6. Dadles pie a que sigan preguntándoos y obteniendo información a medida que les surjan nuevas dudas e interrogantes.
  7. Acompañadlos en sus ideas, sin dejarlos solos con sus fantasías.
  8. No demoréis la respuesta ni ocultéis información; si preguntan, es porque ha llegado la hora de saber.

Brains Nursery Schools también te recomienda

Metodología utilizada por Brains Nursery Schools.

Actividades extraescolares que ofrecemos en Brains Nursery Schools.

Aprendizaje por proyectos en la educación infantil.

 
Centro autorizado por Comunidad de Madrid Comunidad de Madrid
Este sitio web usa cookies.
Más información
ACEPTAR
Aviso de cookies