BlogPadres-Toreros

¿Qué hacer con los celos de los niños?

By 6 de diciembre de 2021No Comments
Qué hacer con los celos de los niños

Los celos de los niños al igual que en una persona adulta son un sentimiento natural que todos experimentamos en mayor o menor grado en algún momento de nuestra vida. Estos sentimientos pueden darse en diferentes ámbitos: relaciones de pareja, relaciones laborales, familiares, fraternas……

Los celos en los niños por la llegada de un hermanito aparecen como expresión a la gran necesidad de afecto que el niño tiene de los adultos más significativos para él, y de su temor a ser abandonados y sustituido por otro.

Celos en los niños pequeños

Los padres tenemos un importante papel como moderadores en el conflicto interior que pueda vivir nuestro hijo ante la llegada de un hermano. En primer lugar, debemos aceptar lo que siente y permitirle expresarlo, aunque haciéndole ver cuál es la manera adecuada de hacerlo.

La mejor forma de ayudarlo es enseñarle a expresar sus emociones con palabras que comuniquen sus sentimientos. Tenemos que enseñarle a decir “estoy enfadado”, pero a la vez comunicarle que no está bien que tire los juguetes o pegue. De esta forma aprenderá a expresar sus emociones de manera constructiva. También podemos ponerle palabras nosotros a sus sentimientos cuando son demasiado pequeños para hablar y su única vía de escape es el mal comportamiento: “es muy difícil tener que esperar mientras me ocupo del bebé, por eso te enfadas”.

No debemos perder la oportunidad de hacer saber a nuestro hijo cuanto lo queremos y valoramos. Es fundamental reforzar su autoestima, no sólo ahora durante la adaptación del nuevo miembro de la familia, sino siempre, para poder transmitirle seguridad y confianza.Qué hacer con los celos de los niños

Para tratar de minimizar los celos en niños pequeños, lo mejor es anticiparse a la llegada del bebé. Será útil enseñarle fotos de cuando él nació y explicarle cómo era, contarle lo poco que saben hacer los bebés cuando son pequeños y todos los cuidados que necesitan. También podemos hacer usos de cuentos, libros de bebés, revistas…etc.

Ante la llegada del bebé el tiempo del que se dispone para el hermano mayor es más limitado, esto es una realidad. El mejor modo de solucionarlo es reservar algún rato para estar en dedicación exclusiva cada día con el mayor y este tiempo se puede llamar “nuestro rato”. Se le puede decir que, a pesar de estar muy ocupados con el bebé, deseamos pasar tiempo con él/ella y que para que ese tiempo sea muy especial dejaremos que elija lo que quiere hacer.

Cuáles son las manifestaciones más frecuentes de celos en niños pequeños

Cada niño puede mostrar estos sentimientos de manera diferente, pero estos son algunos de los comportamientos más habituales:

  • Rivalidad abierta: hace llegar su desacuerdo con la situación “Quiero que te lleves al hermanito”
  • Actuaciones agresivas hacia el bebé: el desacuerdo pasa de ser solo palabras a ser acción.
  • Hostilidad dirigida principalmente hacia la madre: consideran a mamá “la culpable” de la nueva situación y la desobedecen, cogen rabietas, se oponen sistemáticamente a lo que la madre propone.
  • Hostilidad dirigida hacia sí mismos: muestran actitud de replegamiento, de quitarse de en medio, quizás pensando en que él mismo puede ser el que ha provocado que “sus padres lo quieran menos”.
  • Regresiones a comportamientos infantiles: vuelve a conductas ya superadas, a hablar como un bebé, a tomar biberón, a hacerse pis encima….

¿Qué hacer cuando un niño tiene celos de su hermano?

  • Reconocer el sentimiento celoso del niño como algo natural. Se trataría de acoger más que razonar con el niño.
  • Saber cómo educar a un bebe desde el respeto y la inclusión.
  • Ser tolerante con las pequeñas regresiones que hemos visto que pueden aparecer teniendo en cuenta que son pasajeras.
  • Dar al niño la oportunidad de expresar su malestar, aunque controlando sus actuaciones si se considera que puede entrañar algún peligro para el bebé.
  • Atender con especial interés a los pequeños éxitos que surjan en este momento valorándolo positivamente y resaltando lo mucho que se le quiere.
  • Ofrecerle situaciones que pongan de manifiesto la ventaja de ser mayor o tener hermanos.
  • Pedir la colaboración del niño en aquellas tareas del cuidado de su hermano para las que sea capaz y siempre que esté dispuesto a colaborar sin forzar ninguna situación.
  • Hay que procurar mantener los hábitos del hermano mayor para que su mundo se descoloque lo menos posible.
  • No descartar la posibilidad de consultar con un especialista si no se aprecia una mejoría con el tiempo o si se considera que el sufrimiento del niño es demasiado intenso.

Y, por último, para ayudar a los niños a superar y gestionar bien estos sentimientos de celos hacia sus hermanos, no hay mejor receta que emplear grandes dosis de paciencia y cariño.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas). Puedes obtener más información y configurar tus preferencias AQUÍ.

LAS COOKIES FUNCIONAN SIN EL CONSENTIMIENTO DEL USUARIO

¡Configuración de Cookies guardadas!
Configuración de Cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.


  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todas las cookies
Guardar configuración de cookies