Blog

BUEN TIEMPO … ¿QUITAMOS O NO EL PAÑAL?

By 20 de mayo de 2021No Comments
blank

El pañal no se quita, no es algo que nosotros decidamos en cuanto tiempo nuestro hijo /a debe de dejar de usar el pañal, no es algo que se haga con la llegada del verano, ni por la presión de otras mamás o papás  que están a nuestro alrededor.

El niño dejará de usar pañal cuando él y sólo él esté preparado.blank

El control de esfínteres es un proceso madurativo propio e individual de cada niño, en unos será más rápido y en otros más lento, nosotros sólo debemos ir acompañándolos en sus avances y retrocesos con paciencia y amor.

Pretender enseñar a los niños a controlar esfínteres antes de tiempo, es CONTRAPRODUCENTE para el proceso, ya que su cuerpo no está preparado para ello.

¿Cuándo está listo?

En el transcurso del segundo año, el niño adquiere logros físicos, psíquicos e intelectuales que se traducen en nuevas conductas y comportamientos que reflejan su madurez y progresos. El control de esfínteres es un logro más del niño, que responde a una correcta maduración de estos tres aspectos:

ASPECTO FÍSICO

El esfínter es un músculo que controla la emisión de orina y deposiciones. Este músculo sólo podrá controlarlo el niño consciente y voluntariamente, cuando la maduración del sistema nervioso central es completa, lo que no suele suceder antes de los 18 meses.blank

ASPECTO PSÍQUICO

Si conseguimos motivar al niño para que sienta deseos de aumentar su autonomía y aprender nuevas cosas, mostrará más interés por controlar los esfínteres. En este sentido son muy importantes las vivencias afectivas que el niño tenga antes, durante y después del control de esfínteres.

ASPECTO INTELECTUAL

Está relacionado con el lenguaje, sólo cuando el niño logra comprender nuestras indicaciones  y puede avisar al adulto, podrá responder a lo que le solicitamos.

Por todo lo anterior, vamos a tratar de daros unas orientaciones que os ayuden a facilitar a vuestro hijo el dejar de usar pañal:

blankLugar: Debe ser un lugar agradable (no muy frío), entretenido (con estímulos de color, luz, algunos juguetes) y cómodo.

Hora: Hay que tratar de realizarlo todos los días a unas horas similares, evitando variar caprichosamente.

Estímulos: Significa aquellos recursos, trucos etc. que los padres usaréis para provocar en el niño la conducta de control de esfínter. Estos pueden ser los más variados, pero deben realizarse todos los días, tanto al comenzar (cantarles, dejarle un muñeco, contarles algo) como al acabar (un aplauso, un beso…) Es también un estímulo (y de los más importantes) la presencia y compañía de los padres.

Fases para dejar el pañal.

1ª fase: Se le quita el pañal cada hora aproximadamente, se le sienta en el orinal 5 minutos y se le vuelve a poner el pañal.

2ª fase: Se le quita el pañal, dos horas por la mañana y dos horas por la tarde , en estos períodos cada media hora se le pone en el orinal (aunque exista descontrol, no debe preocuparos).

3ª fase: Se le quita totalmente el pañal, pero todavía se mantiene en siesta y por la noche; se continúa poniéndole en el orinal o W.C, cada 45 minutos.

Es muy importante si el niño va a la escuela que este trabajo se haga conjuntamente y que los padres informen a la profesora y viceversa acerca del paso a una fase más avanzada dentro del programa.

¿Qué pasa si……?

  • El niño siente pánico a sentarse en el inodoro/ orinalblank
  1. Intente que haga pis o caca en el pañal, pero dentro del cuarto de baño.
  2. Intente luego sentarle en el inodoro con la tapa bajada, mientras sigue llevando el pañal.
  3. Siéntelo después con la tapa levantada, adaptador, primero con pañal.
  4. Finalmente, póngalo sin pañal y enséñele a limpiarse él mismo.

 

  • Controla esfínteres, pero demanda el pañal cuando quiere hacer pis o caca.

Una vez iniciado el proceso de aprendizaje, éste no se debe alterar de forma “caprichosa”, poniéndole y quitándole los pañales a conveniencia de salidas, visitas … Se trata de que el niño comprenda qué, cómo y dónde debe hacer siempre sus necesidades por eso la rutina y la constancia es fundamental para que su proceso mental se realice antes.

  • Existen principios de encopresis o retención de las heces.

Cuando los niños van estreñidos, a veces les cuesta mucho hacer caca y se muestran muy rígidos, la novedad del WC es además un impedimento, por esto aguanta hasta que le ponemos el pañal. Tened paciencia y dadle el máximo de alimentos con fibra, fruta y zumos con el objetivo de mejorar el tránsito intestinal. Le puede ayudar ponerle un taburete o peldaño para que apoye los pies cuando esté sentado en la taza ya que en esta posición sin apoyo al suelo es difícil hacer fuerza.

  • No generaliza el uso del inodoro a otros contextos.

A veces el niño no se atreve a pedir en el colegio pipi o bien no lo pide, porque en casa se le pone.

A menudo es un tipo de aprendizaje generador de tensiones en el ámbito familiar, y el niño puede utilizarlo como forma de llamar la atención o para evitar situaciones específicas (por ejemplo, en el colegio ante una tarea dificultosa). Por lo tanto, es fundamental que se haga un planteamiento inicial adecuado que evite generar sentimientos negativos.

  • No ha adquirido el control nocturno.

Comenzaremos trabajando exclusivamente el control de esfínteres diurno, y no comenzaremos con el nocturno hasta que el primero no se haya altamente consolidado. Por norma general, el control nocturno se inicia un año después de forma espontánea y sin mayores dificultades, ya que el músculo esta ejercitado.

No hay que vivir este proceso de una manera estresante ni rápida, sino como un proceso natural en la evolución del niño, el cual debemos de ir acompañando con nuestro amor y paciencia en un paso más hacia su autonomía y construcción de su autoestima.

 

Desde Brains Nursery Schools, os dejamos unos cuentos como pequeña ayuda para este emocionante proceso:

blank  blank  blankblank

Leave a Reply

Este sitio web usa cookies. Más información

ACEPTAR